domingo, 20 de mayo de 2012

analisis de textos narrativos


Análisis de textos narrativos

En nuestros tiempos, la narrativa se plasma en cuento y novela.

A simple vista, la diferencia es la extensión, la cantidad de páginas. Sin embargo, esto es apenas una consecuencia de una estructura más profunda.

La novela suele tener diversidad de personajes, más de un hilo narrativo (personajes con historias propias), diversidad de temas, descentralización o ramificación del argumento, digresión.

En cambio en el cuento, la brevedad es consecuencia de la concentración de recursos. La característica es la unidad de hilo narrativo, la economía de personajes, la concentración de recursos orientados a un único efecto al que tiende cada elemento de la narración.

La novela reúne características de ambos. Puede considerarse como un cuento extenso, o una novela corta. Estructuralmente, conserva la unidad de intención, pero tiene menos concentración y más diversificación de recursos que el cuento.

Análisis:

Cuando debemos analizar un texto literario narrativo, puede sernos útil una ficha que nos recuerde los elementos que debemos tener en cuenta.

•Análisis extra textual:

Autor: elementos biográficos, época en que fue escrito el texto, situación histórica, política, social, etc.

•Análisis textual:

En primer lugar, vamos a definir qué debemos buscar en el análisis de una narración (ya sea cuento, novela, o cualquiera de las formas posibles).

El intermediario entre el lector y el mundo del texto ficcional es el (A) narrador: es su “voz” (leída) la que nos introduce en el texto. A través de sus ojos vemos, a partir de su voluntad (lo que quiera contarnos, el suspenso en que nos mantenga o el miedo que nos provoque, por ejemplo) es que, en tanto lectores, esperamos o sentimos en relación con el texto. En nuestra puerta para entrar al mundo narrativo.

Una vez dentro de ese mundo, nos encontramos con tres elementos:

A) Tiempo;

B) Espacio o lugar;

C) Personajes.

La dinámica, las acciones, decisiones, palabras de los personajes moviéndose en el espacio a través de un período de tiempo constituyen la trama. A la trama también se la llama argumento.

Además del texto, para conocer nuestra trama o historia necesitamos conocer las palabras y los elementos o herramientas que los transforman en un texto (procedimientos: técnicas y estilo): Esto se puede estudiar mediante el análisis lingüístico.

Finalmente, debemos tomar distancia y ver la obra terminada: cómo quedó en relación con nuestra idea previa de lo que podía ser, que es lo que el diseñador-escritor quiso hacer y para qué análisis extralingüístico a posteriori y decir nuestra opinión acerca del resultado
Era una mañana tranquila, el sol brillaba y todo parecía maravilloso, excepto para mí que había pasado más de una semana con fiebre, a veces deseo no recordar aquella noche de domingo en la que fui víctima del más extraño y aterrador suceso en mi vida, el cual paso a contarles.

Como la mayoría de gente que está mal de salud no podía salir ni comer lo que yo quisiera, sobre todo si tienes padres un poco sobreprotectores y estrictos, así que solo estaba en mi cuarto viendo caricaturas o cualquier cosa para matar el aburrimiento, pero cuando estaba totalmente solo escuchaba voces y pasos cerca de mi habitación, llegue hasta ver sombras incluso al escuchar que mis padres habían salido a comprar medicinas, aun así no le prestaba mucha atención, aunque estaba aterrado.
En las noches oía como mi perro ladraba hacia ciertas partes de la casa sin sentido, y llegue a verlo como trataba de morder a la nada, eso me puso aun peor, a veces dormía con la luz prendida por temor a que algo me pasara.
Llego el día domingo, estaba cansado porque no pude dormir bien la noche anterior, así que me quede hasta tarde acostado. Desperté mucho después del almuerzo como a las 4pm y no tenía ganas de comer, y era igual porque solo me daban un poco de sopa, como siempre estuve en casa hasta la noche, mis padres trajeron jugo y pollo sancochado para que yo pudiera comer algo, al menos cene bien esa noche.



Una noche cualquiera

Al fin estaba descansando bien, sin escuchar a mi perro ladrar, al parecer todo marchaba bien para mí, pero unas horas más tarde comencé a oír por mi costado murmullos y voces que no podía entender, al instante mi perro empezó a ladrar y yo abrí los ojos asustado viendo una sombra negra cruzar por mi lado y que se colocó frente a mi cama, no podía creer lo que veía, no podía moverme, ni hablar ni gritar, con esfuerzo, respiraba, no sabía lo que sucedería después, vi como desapareció como una especie de remolino en el aire botando todo a su alrededor, unos segundos después me desmaye y recuerdo que solo amanecí abajo de mi cama muy asustado, lo único que hice fue correr de mi cuarto y contárselo a mis padres, sin duda me creyeron al verme tan pálido y lloroso (cualquiera en mi lugar lo haría); horas después echaron agua bendita y aseguran que mis cosas se empezaron a caerse de la nada; ya ha pasado como un año y medio desde aquella noche, sin embargo, aun escucho esas voces cerca a mi rostro pero ya no les prestó atención porque ya me acostumbré. Lo que viví no se lo deseo ni desearía a nadie porque créanme no creo que sus corazones resistan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada